Marco Antonio Malavé te presenta el exquisito cacao venezolano

Venezuela es un país increíblemente maravilloso, sus tierras fértiles están realmente benditas y son capaces de producir tesoros que son simplemente imposibles de encontrar en cualquier otro rincón de la tierra, uno de ellos es el cacao y Marco Antonio Malavé te acerca a todo lo que este fruto representa.

El cacao venezolano es sencillamente el mejor del mundo entero, cuenta con características de aroma y sabor espectaculares y una variabilidad genética enorme que permite disfrutar de diversos matices, incluso es el único cacao que se encuentra por encima de los estándares más exigentes, un ejemplo son sus variaciones que no requieren azúcar, pues el sabor dulce forma parte de sus características naturales.

Asimismo, para comprender un poco más, el cacao es una fruta tropical que se emplea en la preparación del chocolate, el cual es conocido como el alimento de los dioses. El árbol puede alcanzar los 1,5 metros, mientras que sus hojas crecen en forma de abanico y los frutos cuentan con 30 o 40 semillas marrones cubiertas de una pulpa de color blanco y dulce sabor. Además, el árbol puede tardar entre 5 y 6 años para dar estos frutos.

Historia del cacao en Venezuela

Algunos historiadores y expertos afirman que la primera planta de cacao silvestre del mundo creció en Venezuela, desde la época precolombina era cultivado por los aborígenes, ellos lo utilizaban como alimento, para rendir culto a sus dioses e incluso como moneda. De igual manera, se dice que los españoles en su llegada al país, encontraron el cacao en las regiones costeras y otras zonas como la cuenca del Lago de Maracaibo.

Posteriormente, debido al proceso de colonización, los españoles iniciaron la exportación masiva del cacao y desde sus inicios adquirió fama internacional gracias a su calidad y a sus características extraordinarias. De hecho, desde finales del siglo XVI hasta los inicios del siglo XIX, el cacao fue el primer rubro de exportación en Venezuela, durante casi 300 años fue su producto más importante.

Sin embargo, Marco Antonio Malavé explica luego se redujo su producción y exportación debido a varias razones, por ejemplos, los conflictos políticos y territoriales, la abolición de la esclavitud ya que esta hizo se acabara la mano de obra en las haciendas productoras, así como el éxodo de los trabajadores hacia las zonas urbanas, el aumento en los precios del café y con mayor énfasis, el desarrollo de la producción petrolera.

La industria del petróleo fue la principal causa de abandono a la producción de este fruto y desde entonces el panorama no ha vuelto a alcanzar el auge que tuvo durante casi 300 años cuando era un increíble exportador.

En la actualidad la producción de cacao en Venezuela se encuentra en sus niveles más bajos, sin embargo, continúa siendo un producto de exportación altamente solicitado. La verdad es que los chocolates más destacadas y reconocidos a nivel mundial, por ejemplo los producidos en suelo europeo, deben su sabor al cacao venezolano, este es uno de sus ingredientes principales y en muchas ocasiones exigen que sus productos contengan al menos el 5% de este manjar oriundo de los suelos venezolanos.

Por supuesto, el cacao venezolano se mantiene como un producto de consumo interno del país, especialmente para la producción de chocolates majestuosos. Marco Antonio Malavé comenta quienes visitan Venezuela tienen la oportunidad de visitar las haciendas productoras de cacao que aún existen y las plantas de procesamiento y producción del chocolate, pueden conocer cómo se lleva a cabo todo el proceso, además de hallar un gran número de golosinas con este glorioso ingrediente y disfrutar de una experiencia donde sus sentidos siempre pedirán más.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *