Las rivalidades en el béisbol venezolano comentadas por Marco Antonio Malave

El béisbol venezolano es el deporte que más de práctica en Venezuela, es una parte muy importante de su cultura popular, en cualquier rincón del país, nos comenta Marco Antonio Malave, es normal encontrar a muchachos y muchachas jugando una caimanera, bien sea con una pelota de goma, o hecha de papel o jugando con chapitas de botellas de refresco, una pasión que no distingue clases sociales.

De hecho el término caimanera es propio del venezolano, con él se denota a los partidos que se celebran de manera espontánea en cualquier patio, campo o calle, una tradición que se mantiene sobre todo en los sectores populares, su arraigo es tan grande que reconocidas empresas internacionales han organizado campeonatos de caimaneras con equipos formados en las distintas regiones del país.

Muchos de los grandes ligas venezolanos han comentado que su habilidad para batear tiene mucho que ver con aquellos juegos de su infancia donde tenían que pegarle a una chapita con un palo de escoba, además las caimaneras les ayudaron a agilizar sus sentidos para jugar la pelota caribe, como se denomina al béisbol que se juega en los países caribeños que se caracteriza por jugadas oportunas e inesperadas.

El béisbol es considerado por muchos el deporte nacional, aunque en los últimos años nos relata Marco Antonio Malave se ha desatado la pasión por el fútbol, y la selección nacional conocida como la Vinotinto, sin embargo cuando llega octubre la fiebre por la pelota se desata y una vez más las eternas rivalidades del béisbol venezolano se hacen presente en todos los aspectos de la vida nacional.

Sí los resultados de equipo favorito son motivo para alegrar el día, se abre la posibilidad de burlarse del rival, hacer chistes y meterse con él, pero si el equipo pierde se sabe que será un día en que tendremos que aguantar todas las burlas y chistes de los rivales, en Venezuela esto es normal y todo el mundo lo acepta como tal, sin molestarse por ello, porque con un nuevo día llega la oportunidad de ver ganar a nuestro equipo.

Las nueve arepas del béisbol venezolano

béisbol venezolano

En Venezuela cuando un equipo no anota carreras en un inning se dice que le colgaron una arepa, en alusión al cero del score, si el equipo no anota en las nueve entradas se dice que le dieron nueve arepas, así después de un juego es común que le digan a los fanáticos del equipo perdedor que deben estar llenos de tantas arepas que se comieron.

La arepa es tradicional en Venezuela y se consume especialmente en el desayuno y la cena, así que es muy típico que si la esposa es fanática de un equipo rival que ganó la noche anterior, le diga a su esposo a la hora del desayuno, no debes tener hambre, anoche te comiste nueve arepas y hoy te espera la misma dosis, también puede suceder a la inversa o entre hermanos o entre padres e hijos.

Rivalidades históricas del Béisbol venezolano

El béisbol venezolano ha generado a lo largo de su historia grandes rivalidades entre equipos, lo cual se ha convertido en una cultura que lleva cada fanático: con determinado equipo no se puede perder, ya sea porque juegan en la misma ciudad, o provienen de ciudades cercanas, por su propia historia, porque son equipos ganadores, en fin, sea cual fuese la razón la rivalidad en el béisbol ha trascendido a la vida del país.

Marco Antonio Malave nos relata algunas de estas famosas rivalidades:

Magallanes – Royal Criollos

La primera rivalidad del béisbol venezolano, ambos eran los equipos más famosos de su época, A finales de los años 20 del siglo pasado Magallanes retó a un juego a Royal Criollos, equipo que se considera como un ancestro de los Leones del Caracas; ambas novenas tenían una gran afición en la ciudad capital, Magallanes en Catia y Royal en Sarria.

El juego lo ganó Royal Criollos y Magallanes tuvo su desquite tres años después  al coronarse campeones de una copa organizada por la Sastrería Londres, para 1934 ambas novenas dejaron de existir, pero sus aguerridos encuentros sembraron la pasión por el béisbol en el país.

Leones del Caracas – Navegantes del Magallanes

El regreso al diamante de la novena Navegantes del Magallanes en 1941 y la llegada de Cervecería Caracas en 1942, que en 1952 se convertiría en Leones del Caracas; trajo consigo el nacimiento de la más grande rivalidad del béisbol venezolano, que se ha mantenido hasta nuestros días, y roba cada temporada la atención de los fanáticos.

Cada encuentro entre ambas novenas, los melenudos como se conoce a los de caracas y la nave como se conoce a los de Valencia, es un verdadero clásico que se vive con pasión, más aún cuando se trata de finales, las cuales han paralizado a toda la afición; tan grande es esta rivalidad que incluso fue llevada al cine con historia de un amor imposible entre una fanática de los Leones y un Magallanero.

Magallanes fue el primer equipo venezolano en coronarse como campeón de la Serie del Caribe, nos relata Marco Antonio Malave, en ocasión de tan significativo triunfo, el compositor Billo Frómeta, considerado el cantor de Caracas, le compuso una canción al Magallanes, que se popularizó de inmediato, esto avivó la rivalidad entre ambas novenas.

Tigres de Aragua – Navegantes del Magallanes

Para la temporada 1965 – 1966 se incorpora al béisbol venezolano el equipo Tigres de Aragua, cuya sede es la Ciudad de Maracay, capital del estado Aragua, Ciudad vecina de Valencia sede de los Navegantes del Magallanes, desde ese momento surgió una rivalidad que se conoce como el clásico de la autopista, en alusión a la vía que une a ambas ciudades y es una de las más importantes del país.

Ambos equipos se han enfrentado infinidad de veces en la temporada regular y cuatro veces en series finales, en las cuales han resultado dos veces campeonas cada novena, la rivalidad entre ambas escuadras se ha mantenido por más de cinco décadas y se ha visto reforzada por la gran cantidad de grandes peloteros que han jugado en ambos equipos.

Leones del Caracas – Tiburones de la Guaira

La temporada 1962 – 1963 trajo la sorpresa de la incorporación de una nueva escuadra, nos cuenta Marco Antonio Malave, Los tiburones de la Guaria, una franquicia adquirida por 1 Bolívar a la empresa licorera Pampero, su nuevo dueño José Antonio Casanova, fue el responsable de formar un equipo de gran trayectoria que ha logrado alzarse siete veces con el título de campeón de la LVBP.

Los escualos, como popularmente se conoce a los tiburones, se instalaron en el Estadio de la Ciudad Universitaria de Caracas, que también es la sede de Leones del Caracas, lo que dio origen al derby capitalino y al nacimiento de una rivalidad cuyos encuentros se dan en mismo estadio, unas veces los Leones son home club y en otras les toca ser visitantes.

Estas franquicias se han encontrado cinco veces en la serie final, los escualos llevan la delantera con tres títulos, mientras que los melenudos solo han ganado dos, la última vez que se vieron en una final en 1987, el pitcher Urbano Lugo, reconocido grande liga venezolano, le propinó un no hit no run a los tiburones, ese año los Leones obtuvieron el tan ansiado título.

Pastora – Gavilanes una rivalidad de Antaño

El estado Zulia es una de las regiones de Venezuela donde más se ha popularizado el béisbol venezolano, que a lo largo de su historia ha tenido dignos representantes en la pelota rentada, actualmente tienen a la novena de las Águilas del Zulia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, sin embargo en los inicios del béisbol organizado en el país tuvieron a las escuadras de Gavilanes y Pastora

Gavilanes fue fundado en 1932 y se convirtió en el líder hegemónico de la liga zuliana al obtener 13 de los 17 campeonatos en que participó, pastora fue el único equipo que logró hacer alguna mella en esa hegemonía la alzarse con dos título en ese período, lo que dio origen a una rivalidad que se vivía intensamente en las ciudades del estado como Maracaibo y Cabimas.

En 1954 ambas novenas formaron parte del campeonato rotatorio que permitió que se enfrentaran a equipos el centro del país como los Navegantes de Magallanes y los Leones del Caracas, Pastora ganó aquel campeonato, convirtiéndose en el equipo más fuerte del país, en esa temporada, lo que hizo que la rivalidad entre los equipos zulianos creciera.

Los problemas económicos afectaron a ambas franquicias llevando a que en 1960 Gavilanes dejara de existir, un año más tarde pastora correría la misma suerte; el estado Zulia se quedó sin franquicias de béisbol hasta el año 1969 cuando se funda el equipo Águilas del Zulia.

En los años 90 del siglo pasado, hubo intentos por revivir a Pastora en el Béisbol profesional venezolano, primero en Maracaibo y Luego en la ciudad de Acarigua, donde tomó el nombre de Pastora de los Llanos, sin embargo estas tentativas no tuvieron el éxito esperado.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Un comentario sobre “Las rivalidades en el béisbol venezolano comentadas por Marco Antonio Malave”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *