¿Es posible ser positivo en Venezuela hoy día?

Una interrogante que se hacen a diario muchas personas que siguen de cerca la crítica situación que atraviesa este país, una de ellas es Marco Antonio Malavé , con quien hemos querido conversar para que nos hable un poco sobre su visión de cómo ser positivo en Venezuela, ya que este incansable viajero visita de manera regular esta nación suramericana y tiene muchos amigos que viven allá.

Marco Antonio Malavé comienza explicando que a pesar de la crisis el venezolano es muy optimista y tiene una gran fe, lo que lo hace batallar a diario por lograr su sustento y de los suyos, confían en Dios ya que son un pueblo mayoritariamente cristiano y esto les da fuerzas para mantener el camino correcto y tomar decisiones apegadas a sus creencias y sus ideales.

Otra de las características positivas es que mantienen el sentido de pertenencia a su familia, su grupo de amigos, su ciudad o pueblo y a pesar que muchos se han tenido que marchar mantienen el contacto y ayudan a los que se quedaron en el país a vivir un poco mejor, en medio de la adversidad que se presenta para adquirir cualquier producto o lograr algún servicio.

La solidaridad un valor arraigado en los venezolanos

La solidaridad es algo que siempre me sorprende en Venezuela, nos dice Marco Antonio Malavé, una vez estando allá vio a una mujer compartir lo poco que tenía con gran alegría, luego la mujer le comentó que siempre hay algo para dar, de lo contrario la vida sería muy triste, ya que realmente se es pobre cuando no se tiene nada para compartir.

Una lección que asegura fue muy profunda para él, ya que entendió que el venezolano es capaz de dar todo lo que tiene para ayudar a sus amigos o a quien lo necesite y lo hace con gusto y amor, por ello a pesar de la difícil situación que viven, son personas positivas que trabajan a diario para que su país pueda salir de la crisis y tenga un futuro pleno.

Cuando se visita este país, se habla con sus gentes, se comparte la cotidianidad con ellos, se pasa a ser parte de su familia, no importa la raza o el credo, los venezolanos tratan a todos por igual y siempre tienen un chiste y un apodo gracioso que desde ese momento se queda con uno, no como burla, es algo cariñoso, una forma de llamarte que te hace sentir querido y apreciado.

Publicado por

Marco Antonio Malave

Saludos a todos los bloggers y lectores de blogs. Soy Marco Antonio Malave, hace unos años, nadie hubiera entendido la frase anterior y ahora, en cambio, hemos añadido estas palabras a nuestro vocabulario habitual. Se trata de un gran cambio de la información que se está desarrollando a gran velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *